Tratamiento del bruxismo, la articulación y los problemas de la masticación (apretamiento – rechinamiento de dientes)

El bruxismo (apretamiento o rechinamiento de dientes) es una alteración muy común en la población de hoy en día, pues está muy relacionado con el estrés y ansiedad. Las personas bruxistas aprietan o frotan fuertemente los dientes superiores e inferiores, un hábito involuntario especialmente durante la noche.

En la unión de las raíces de los dientes con el hueso de los maxilares existen unos sensores de presión, que impiden que hagamos demasiada fuerza al cerrar la boca, para evitar dañar los dientes, los músculos o problemas de articulación temporomandibular. Sin embargo, estos sensores no nos protegen durante los períodos de inconsciencia (como cuando estamos dormidos). Es por eso que, durante la noche, podemos apretar los dientes y con más fuerza incluso que durante el día.

El bruxismo provoca, con el tiempo, desgastes importantes en los dientes con problemas dentales de salud, musculares, dolor de cabeza y de cervicales, y puede dañar la ATM (articulación que nos permite abrir y cerrar la boca).

El procedimiento convencional consiste en la colocación de una férula de descarga nocturna. Cabe señalar que en muchas clínicas low-cost tipo franquicia llaman férula de descarga a las planchas termoplásticas de vacío, que son muy económicas, pero que no ayudan en absoluto al tratamiento del bruxismo y sus problemas asociados.

En Clínica Dental Padrós vamos más allá. Estudiamos a fondo el origen del problema y lo tratamos de forma integral. Si estamos ante un bruxismo incipiente, podemos prevenir su evolución con el uso de nuestras cómodas férulas de descarga rígidas, con rebase blando en el interior y ajustadas con articuladores personalizados. Si el caso está más avanzado, el procedimiento puede requerir terapia con nuestro fisioterapeuta, ajuste oclusal, ortodoncia, relajantes intramusculares, placas de reposicionamiento, etc.

Además, somos pioneros en la aplicación en nuestro país del sistema Dros –konzept, (un procedimiento en varios pasos de relajamiento muscular y tratamiento del bruxismo ATM).

El bruxismo es el tercer trastorno del sueño más común. Uno de cada cuatro personas lo padecen. El rechinamiento o apretamiento de los dientes provoca dolor mandibular, dolor de cabeza, etc.
El bruxismo provoca daños en los dientes, músculos, dolores de cabeza y cuello y puede causar problemas de la articulación de la mandíbula.
El bruxismo es el tercer trastorno del sueño más común. Uno de cada cuatro personas lo padecen. El rechinamiento o apretamiento de los dientes provoca dolor mandibular, dolor de cabeza, etc.
El bruxismo (rechinamiento de dientes) provoca también abfracción (desgastes en cuello de los dientes, cerca de la encía) y tensión de las cervicales.
El bruxismo es el tercer trastorno del sueño más común. Uno de cada cuatro personas lo padecen. El rechinamiento o apretamiento de los dientes provoca dolor mandibular, dolor de cabeza, etc.
logo dros konzept, proveedor de Clínica Dental Padrós para los tratamientos de bruxismo

Preguntas frecuentes sobre el bruxismo, apretamiento y rechinamiento de dientes

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo, también conocido como rechinamiento de dientes o apretamiento de dientes, es el tercer trastorno del sueño más común (después de los ronquidos y hablar dormido), tanto en adultos como en niños. Es un problema que sucede en personas de cualquier nivel socio-económico y en ambos sexos. Hoy en día, las estadísticas muestran que uno de cada cuatro personas sufre de bruxismo. El porcentaje en niños pequeños se sitúa entre el 15% y el 38% mientras que en los adultos se sitúa entre el 5% y el 20%, provocando una merma de salud en los afectados.

¿Cuáles son las causas?

La mayoría rechinan los dientes cuando están bajo estrés y ansiedad. La desalineación de los dientes también puede causarlo. La falta de dientes también pueden causar desalineación y, por tanto, bruxismo. Los bebés y niños aprietan sus mandíbulas y frotan entre sí cuando están saliendo los primeros dientes, debido a que sus encías le están haciendo daño. Otros se acostumbran al movimiento circular de las mandíbulas cuando tienen un chupete en la boca y, cuando este es retirado, continúan con ese movimiento. El dolor de oído también puede causar que algunos niños rechinen los dientes. Los niños y adultos hiperactivos son más propensos a rechinar los dientes.

Como se puede observar existen multitud de posibles causas y encontrarla puede ser muy difícil, especialmente si está relacionado con el estrés y la ansiedad. Es por eso que la mayoría de los dentistas recomendamos el uso de protectores dentales para proteger los dientes de un daño mayor y ganar en salud dental.

¿Cuáles son los signos y síntomas?

Básicamente, se pueden dividir en dos categorías diferentes: signos y síntomas en el cuerpo o en tu vida diaria. Vamos a mirar detalladamente cada categoría por separado. Sin embargo, tanto unos como otros pueden ser experimentados juntos.

Los signos y síntomas en el cuerpo

Chirridos audibles en la noche

Con frecuencia será la pareja o los padres los que observen los indicios de rechinar de dientes. A menudo se oye el sonido de los dientes a medida que rechinan mientras la persona está dormida. Esto a veces se describe como un ruido chirriante o de raspado. Puede ser lo suficientemente fuerte como para despertar a alguien de su sueño, aunque no suele ser la víctima en las primeras etapas del apretamiento.

Aspecto de los dientes

Este signo puede ser diagnosticado por un examen básico en el dentista. Los dientes tendrán un aspecto más plano, en comparación con las cúspides normales, concavidades y bordes presentes en los dientes sanos. Los indicios del rechinamiento de dientes también son notables en el esmalte (la capa dura en la superficie de los dientes) en forma de arañazos, astillado o incluso grietas.
En los casos graves, todos los bordes de los dientes se han vuelto planos y lisos. Por supuesto, un diente está hecho de material muy duro, y se tarda mucho tiempo hasta que las marcas son visibles. Podría darse el caso de que en las primeras etapas se manifestasen otros signos como dolor, sensibilidad dental o sensibilidad en la mandíbula y sus músculos.

El día después

Estos son los primeros signos que a menudo alertarán a los enfermos de su hábitos al despertarse. El bruxismo nocturno puede provocar que se despierte con problemas de salud como dolores de cabeza y cuello, dolor de oídos, dolor de la cara, presión en la mandíbula o dolor en la mejilla ocasionado por la contracción de los músculos de la mandíbula.

Migrañas

Otro problema que puede surgir es un trastorno de la articulación temporomandibular (ATM). Esto se produce debido a la tensión y el estiramiento de los músculos alrededor de la mandíbula, causando inflamación y hinchazón. Esto hará que el dolor alrededor de la articulación de la mandíbula acabe afectando a veces el oído también. Algunos de los que experimentan este problema de manera crónica pueden sufrir pérdida de audición aunque solo ocurre en casos extremos.

Sensibilidad dental

Los que sufren de rechinamiento de los dientes también pueden sufrir de sensibilidad dental. El dolor se siente en particular, al comer o beber algo caliente o frío. Si sus dientes son excepcionalmente sensibles al calor y al frío, podría deberse a que el esmalte en la superficie de los dientes se ha desgastado debido al bruxismo.

Heridas en el interior de las mejillas

Durante el bruxismo subconsciente existe la posibilidad de morderse el interior de las mejillas. Si observamos marcas de mordeduras y arañazos en mejillas y/o lengua tenemos claras señales de apretamiento nocturno.

Los signos y síntomas en tu vida diaria

Hábitos y patrones de comportamiento

Además de los manifestaciones físicas, la enfermedad también puede tener un impacto en tu vida diaria. Hábitos y patrones de comportamiento tales como morderse las uñas, masticar la superficie interna de la mejilla, sostener objetos tales como un lápiz en la boca, son todas las formas en las que el cuerpo trata de liberar el estrés y la ansiedad.

En la mayoría de los casos, estas acciones son subconscientes. Por lo tanto, el daño se acumula sin que el paciente sea consciente de ello, y es por eso que el diagnóstico se realiza demasiado tarde. Las personas con estos hábitos han convertido estas acciones en una forma automática de mitigar el estrés y no son conscientes de los daños causados como consecuencia.

La falta de sueño

El rechinamiento de dientes puede conducir a patrones de sueño perturbado, dejando a la víctima cansada y aturdida a la mañana siguiente, sin darse cuenta de la causa. Aunque no es plenamente consciente de ello, los pacientes pueden despertarse durante la noche ya sea porque pueden escuchar inconscientemente el ruido del apretamiento o porque sufren dolores causados por la tensión muscular. La pérdida constante de la calidad del sueño va a llevar a otras complicaciones sociales y de salud, tales como depresión, accidentes y relaciones tensas.

Trastornos de la alimentación y la indigestión

Cuando estos problemas de apretamiento dental surgen, también pueden provocar dificultad para masticar y comer los alimentos. El dolor y la molestia al comer pueden causar perderse comidas o comer menos de lo habitual. Si los dientes son sensibles o estan desgastados y no pueden masticar correctamente los alimentos, la indigestión puede aparecer.

Trastornos emocionales

La ansiedad, la depresión, la tensión y el estrés también han sido citados como indicios del bruxismo, posiblemente debido a otros síntomas como dolor, molestias y falta de sueño.

Cuando se experimentan una serie de signos de rechinamiento de los dientes, esto con frecuencia puede llevar a una mayor tensión y estrés. Esto puede dar lugar a graves trastornos de ansiedad y depresión, creando un círculo vicioso de nerviosismo y dolor.
La investigación médica ha demostrado que las personas que están deprimidas son más propensas a rechinar los dientes que otras personas. Es por esto que es tan importante que los afectados encuentren la fuente de su ansiedad y estrés.

¿Debo usar un protector dental o férula durante la noche?

La primera línea de defensa, una vez que se diagnostica el rechinar de dientes, es un buen protector dental. Independientemente de lo que dicen muchos anuncios, los protectores bucales no curan el bruxismo, sólo evitan el roce de los dientes unos con otros. Sin embargo, es todo lo que necesitan las personas que sufren este problema cuando están bajo estrés, una vez desaparece el estrés también lo hace el apretamiento dental.

La razón más importante para el uso de un protector dental tan pronto como sea posible es para evitar un mayor daño a los dientes. Encontrar la causa subyacente puede llevar mucho tiempo.

Hay muchos tipos de protectores dentales en el mercado. Se diferencian en la calidad del material y en la comodidad que proporcionan. Pero los mejores protectores bucales son los que están realizados a medida de cada paciente en una clínica dental. Pregúntanos sin compromiso y mejora tu salud dental.