Tratamiento de las caries dental. Empaste dental

Algunos de los avances de mayor importancia que se han divulgado en odontología en los últimos años se han producido en el área específica de los empastes dentales y de la adhesión para evitar la caries. Esto nos ha permitido realizar tratamientos de odontología conservadora más estéticos, más duraderos y mucho menos invasivos.

Hemos mejorado en el tratamiento:

  • Los procedimientos de diagnóstico (microscopio digital, transiluminación, diagnodent, etc.)
  • Las técnicas de anestesia, (ahora casi imperceptibles, anestesia electrónica, anestesia tópica, etc.)
  • Los sistemas de aislamiento de los dientes con los nuevos diques de goma de nitrilo (más elásticos, y además aptos para alérgicos al látex)
  • Los sistemas de eliminación y de preparación (ver por ejemplo los apartados de láser, microabrasión, ozonoterapia, camsight y carisolv)
  • Los sistemas de adhesión de última generación. Este paso ha sido y es tan importante que justifica que hayamos publicado un libro entero que trata sobre adhesión
  • También escogemos la combinación de los más avanzados materiales restauradores que existen para conseguir resultados aún mejores, como los composites elásticos de interfase, los composites híbridos de cuarzo en las capas intermedias o los composites de nanopartículas fluorescentes y altamente pulibles para la zona externa

Existen muchas formas de reconstruir un diente afectado con. Diferentes técnicas, combinación de materiales y procedimientos. Nuestra filosofía de trabajo consiste en disponer de todas las posibilidades y conocimientos necesarios para poder ofrecer el mejor procedimiento aplicado en cada caso. Por eso nuestros empastes dentales y reconstrucciones dentales son más estéticos, duraderos y con menor riesgo de producir sensibilidad dental que la mayoría de empastes realizados con las técnicas convencionales y especialmente que los llevados a cabo en centros low cost, mutuas y franquicias.

Sustitución de un empaste filtrado, (realizado en una conocida franquicia un año antes) por una reconstrucción multicapas de larga duración en Clínica Dental Padrós
Empaste dental realizado en el año 1997 en Clínica Dental Padrós en un tratamiento de caries dental

Empaste realizado en el año 1997

en Clínica Dental Padrós (Este es un caso del Dr. José Luis Padrós)
Empaste dental 16 años más tarde, realizado en el año 1997 en Clínica Dental Padrós en un tratamiento de caries denta

Empaste 16 años más tarde...

El mismo empaste fotografiado 16 años más tarde. El excelente resultado a largo plazo se debe a la aplicación cuidadosa de técnicas y materiales adecuados.

Preguntas habituales sobre la caries y el empaste:

¿Qué es la caries?

Se produce cuando el esmalte y la dentina de un diente son atacados por el ácido después de haber comido cualquier cosa que contenga azúcar. Con el tiempo, el ácido hace una cavidad (hueco) en el diente.

¿Qué la causa?

Es causada por los ácidos en tu boca que disuelven gradualmente el esmalte y la dentina del diente. La caries provoca daños en tus dientes.

¿Qué es el esmalte dental?

El esmalte es la capa externa, protectora del diente, y es la parte más dura del diente. No contiene ningún nervio o vaso sanguíneo y no es sensible al dolor.

¿Qué es la dentina?

La dentina se encuentra debajo del esmalte y puede ser muy sensible al dolor. La dentina cubre el ‘pulpa’ central del diente.

¿Qué es la pulpa?

La pulpa es un tejido blando que contiene vasos sanguíneos y nervios y está en el medio del diente.

¿Qué es la placa dental?

La placa es una película delgada y pegajosa que se forma en los dientes. Contiene muchos tipos de bacterias.

¿Por qué se produce o aparece?

La caries en los dientes aparece cuando los azúcares de los alimentos y bebidas reaccionan con las bacterias de la placa, formando ácidos. Cada vez que comes o bebes algo que contiene azúcares, estos ácidos atacan los dientes y empiezan a ablandar y disolver el esmalte.
Los ataques pueden durar hasta una hora después de comer o beber, antes de que las sales naturales en tu saliva hacen que el esmalte se remineralice y se endurezca de nuevo. No sólo los azúcares son perjudiciales: otros tipos de alimentos y bebidas ricas en carbohidratos reaccionan con la placa y forman ácido. (Estos son los hidratos de carbono fermentables: por ejemplo, azúcares ocultos, azúcares naturales como los de las frutas y almidones cocidos.) Comprueba siempre los ingredientes. En general, cualquier cosa con “osa” en el nombre es un azúcar, por ejemplo: sacarosa, maltosa y así sucesivamente.

Tomar aperitivos y bebidas azucaradas o ácidas entre las comidas puede aumentar el riesgo, debido a que tus dientes son objeto de ataques constantes y no tienen tiempo para recuperarse.

Muchas veces se cree que este tipo de problemas solo aparece en los bebés o niños debido a las bacterias provocadas por los azúcares de las golosinas o al poco cuidado de su salud oral o bucal. Lo cierto es que también aparecen en adultos.

¿Cuáles son los síntomas de la caries?

En las primeras etapas no hay síntomas, pero tu dentista puede ser capaz de detectar una cavidad en sus primeras etapas o durante un examen de rayos X a los dientes. Por esta razón, debes visitar a tu dentista de manera regular, las pequeñas cavidades son mucho más fáciles de tratar que la descomposición avanzada.

¿Qué pasa si tengo una cavidad?

Una vez que la cavidad ha alcanzado la dentina, tu diente puede llegar a ser muy sensible, sobre todo cuando se toman alimentos y bebidas dulces, y alimentos ácidos o calientes.
A medida que la caries se acerca a la pulpa puedes sufrir dolor de muelas. Si el dolor de muelas es causado por los alimentos calientes o dulces esto puede durar sólo unos segundos. Cuando la caries ya ha llegado a la pulpa, el dolor puede durar más tiempo y es muy probable que tengas que tomar analgésicos (paracetamol o ibuprofeno) para controlar el dolor. Cuando esto ocurra, debes visitar a tu dentista enseguida, ya que significa que el diente se está muriendo y puede desarrollarse un absceso dental si no es tratado.

¿Qué pasa si no recibo tratamiento a tiempo?

El dolor de muelas es una señal de que tienes que visitar a tu dentista de inmediato, ya que es una advertencia de que algo está mal. Si no haces nada al respecto, lo cual suele empeorar las cosas, puedes perder un diente que de otro modo podría haber sido salvado.

¿Qué áreas de los dientes son más propensas a las caries?

La superficie de masticación de los dientes y las superficies entre los dientes son las más propensas a la caries, ya que los restos de comida y la placa se pueden atascar en estas áreas. Sin embargo, cualquier parte del diente puede estar en riesgo.

¿Qué tratamiento necesitaré?

Si la caries no es demasiado grave, el doctor, la eliminará toda y reparará el diente con un empaste. A veces, el nervio en el centro del diente puede quedar dañado. Si es así, tendrá que llevar a cabo un proceso de conducto radicular mediante la eliminación del nervio y luego reparará el diente con un empaste o una corona. Si el diente está tan mal que no se puede reparar, el dentista puede tener que extraer el diente.

¿Siempre es necesario un empaste?

No. En las primeras etapas de caries, tu equipo dental puede aplicar un barniz de flúor en la zona. Esto puede ayudar a detener la caries a la vez que ayuda a remineralizar el diente. Sin embargo, es importante seguir la rutina de limpieza dental que tu odontólogo te sugiera, usando una pasta con flúor para evitar que la caries aparezca de nuevo y conseguir una correcta higiene bucal.

¿Hay algo que pueda hacer para proteger los dientes contra la caries?

El sellador es un recubrimiento de plástico que llena todas las pequeñas grietas en la superficie del diente, creando una superficie plana que es más fácil de limpiar. Los adultos también pueden someterse a este procedimiento, aunque los dientes estén libres de caries. Tu dentista te informará de si esto es adecuado para ti. Los niños también pueden aplicarse un barniz de fluoruro sobre sus dientes dos veces al año, lo que ayudará a reducir las posibilidades de coger caries.

¿Qué puedo hacer para prevenir las caries?

La mejor manera de prevenir la caries dental es cepillándose los dientes a fondo a última hora de la noche y al menos en otro momento durante el día, con una pasta dental con fluoruro. Asegúrate de cepillarte las superficies interiores, exteriores y de masticación de los dientes. El uso de cepillos interdentales, o la seda dental, también te ayudará a eliminar la placa y la comida de entre los dientes y donde se encuentran las encías. Estas son las áreas dónde es común que el cepillo de dientes no llega a alcanzar. Recuerda que mantener una buena salud oral es muy importante para ayudar a prevenir caries y cualquier otro tipo de problemas.

¿Hay algo más que pueda hacer?

Visita a tu dentista 2 veces al año como mínimo o con la frecuencia que ellos te recomienden.
Tomar comida y bebidas azucaradas y ácidas con menos frecuencia.
Evitar comer aperitivos entre las comidas, para limitar el número de veces que tus dientes están bajo el ataque del ácido.
Masticar chicles sin azúcar un máximo de veinte minutos después de una comida puede ayudar a que tu boca produzca mayor cantidad de saliva, ésta ayuda a neutralizar los ácidos que se han formado.

¿Cómo puede el dentista ayudar a prevenir la caries?

Tu dentista te mostrará cuáles son las áreas en las que es necesario tomar mayor cuidado en la limpieza bucal. También te mostrará cómo cepillarte correctamente y limpiar entre los dientes con cepillos interdentales o hilo dental para mejorar tu salud oral o bucal.